La Policía comienza a realizar la verificación del automotor

La Policía de la Provincia comenzó a realizar la inspección del parque automotor exigida para la venta y transferencia de todo tipo de vehículos, un servicio que comenzará a administrar, a partir de hoy, la fuerza de seguridad provincial. El costo de la verificación es de 320 pesos para motos y de 550 pesos para autos, camionetas y camiones, mientras que la solicitud fuera de planta cuesta 850 pesos.

El titular de la División Verificación del Automotor (DVA), José Falcón, dijo que anteriormente la prestación del servicio estaba a cargo de la Asociación Mutual del Personal Policial en Actividad y Retirado (Ampare), que tuvo la concesión hasta fines del mes pasado.

“La prestación era tercerizada y después de muchos años volvió a depender de la Policía para darle una mayor transparencia al servicio, con el fin de que el ciudadano pueda cumplir con lo que exige la Dirección Nacional del Registro Automotor (DNRA)”, explicó Falcón, quien agregó que los jefes y el personal de las seis plantas que funcionan en la provincia fueron avalados por ese organismo nacional, a través de una capacitación.

Según lo establece la normativa, el trámite es obligatorio para todos los titulares que deseen realizar la venta, una operación que solo es admitida con la certificación del Formulario 12, debe solicitarse en el Registro de Propiedad Automotor correspondiente a la jurisdicción donde está inscripto el vehículo, o también puede adquirirse en papelerías y librerías. Como la revisión está a cargo del personal policial en las plantas verificadoras, a través de la DVA, no es necesaria la intervención de gestores, ni de terceros.

“El ciudadano que necesite realizar la venta y transferencia, primero debe solicitar el estado de dominio del vehículo y luego se realiza la verificación de los números de chasis y motor, que tienen que coincidir con los documentos presentados para descartar cualquier irregularidad o adulteración en la numeración. En el caso de que así fuese, los encargados del establecimiento donde se realiza el trámite dan conocimiento a la comisaría a la jurisdicción correspondiente y posteriormente, a la Justicia Federal”, indicó Falcón, quien señaló que la principal tarea consiste en evitar a los autos “mellizos”, un delito común en el sector automotriz.

Además del cambio de administradores, también hubo modificaciones en el pago del servicio, que pasó a un sistema bancarizado. Ahora, quienes realicen la verificación deberán ir a una sucursal del Banco Supervielle y realizar el depósito por el monto correspondiente a la categoría de vehículo, en la cuenta a nombre de la Policía de la Provincia. Otra de las opciones es realizar la operación a través de cajero automático.

“En cualquiera de los dos casos se entrega un comprobante de pago que hay que presentar al momento de realizar la verificación”, explicó Falcón, quien añadió que el tiempo de cada revisión depende, principalmente, de si el vehículo a chequear está limpio, ya que en caso contrario, la tarea para ubicar los números de chasis y motor se hace más compleja.

Para evitar contratiempos, la DVA estableció como un requisito lavar el coche antes de la revisión, mientras que también es necesaria la presentación de la tarjeta verde del vehículo y el casco para los motociclistas, más el comprobante original de pago del servicio.

 

Turnos online

El titular de la DVA dijo que ultiman detalles junto al Ministerio de Ciencia y Tecnología de la provincia para la implementación de un sistema de turnos a través de una aplicación web, para que los usuarios del servicio hagan la reserva según su conveniencia. “Calculo que va a estar vigente en el transcurso de esta semana o de la próxima”, indicó.

Los días y horarios de apertura son de lunes a viernes de 8:30 a 14, para todas las plantas de verificación ubicadas en San Luis, Villa Mercedes, Buena Esperanza, La Toma, Concarán y Quines.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *